viernes, 12 de diciembre de 2008

40 años de Historia del Movimiento Vecinal en la Comunidad de Madrid (1968-2008)





LA PRESENCIA DE LAS ASOCIACIONES DE VECINOS DE VIENTOS DEL PUEBLO Y AIRES NUEVOS EN LAS MANIFESTACIONES EN DEFENSA DE LA SANIDAD PUBLICA Y LA EDUCACIÓN UNA BUENA FORMA DE CONMEMORAR LOS 40 AÑOS DE HISTORIA DEL MOVIMIENTO VECINAL EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Con nuestra presencia en la calle una vez más, hemos querido conmemorar los 40 años (1968-2008) del movimiento vecinal en la Comunidad de Madrid. Este es el mejor homenaje que podemos hacer a ese movimiento reivindicativo que nació en el 1968, y muy en particular a esa primera Asociación Vecinal legalizada en el barrio vallecano de Palomeras Bajas.

Los movimientos sociales han sido un valioso instrumento de lucha y han jugado un papel muy importante en combatir las políticas de los gobiernos. Consiguieron articular debates, campañas y movilizaciones y sacaron a la calle a millones de personas. En los últimos años, hemos podido comprobar que esa fuerza y ese impulso, los movimientos sociales parecen haber caído en la monotonía y en la inercia. Muchos de estos movimientos vienen mostrando una tendencia a la institucionalización y un alejamiento respecto a la ciudadanía y a las luchas por las mejoras sociales y a ese carácter reivindicativo que siempre ha tenido.

La pérdida de empuje de los movimientos sociales ha generado progresivamente brechas crecientes entre estos movimientos y las luchas reales, cuyo vínculo se hizo prácticamente de forma automática en el periodo inicial. Los movimientos sociales han sido y deben seguir siendo un instrumento al servicio de la ciudadanía, de la discusión y la articulación de las reivindicaciones y movilizaciones.
Necesitan afrontar importantes debates sobre su futuro para evitar caer en un proceso de seguidismos políticos de quienes gobiernan. Seguidismo que ha hecho que se pierda su utilidad como instrumento para seguir avanzando socialmente en la lucha por “una sociedad más justa” y “otro mundo posible”.

Uno de los retos más importante que tienen los movimientos sociales es conseguir su autonomía e independencia, anteponiendo el interés general al personal. Y que no prevalezcan los intereses partidistas de muchos de sus dirigentes buscando sólo los réditos personales y políticos.

Con la defensa de los intereses de los ciudadanos y ciudadanos de Getafe por encima de todo interés y con absoluta independencia, damos un paso más en esa política participativa al reivindicar unos marcos de democracia directa en los que sean los ciudadanos y ciudadanas los que tomen las decisiones soberanas a la hora de hacer una gestión municipal. No se puede hablar de marcos democráticos reales si no se tiene en cuenta la voluntad del pueblo.

Getafe, 11 de Diciembre de 2008

1 comentario:

goooooood girl dijo...

your blog is very good......