miércoles, 5 de diciembre de 2007

Los Alumnos Españoles suspenden en el Informe PISA 2006

El Informe PISA es un programa de evaluación internacional que mide el nivel educativo de los alumnos de los paises de la OCDE ( Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en matemáticas, lectura y ciencias que se elabora cada tres años. La edición de 2006 se ha realizado entre 400.000 escolares de 15 años en 57 países, y de ellos 20.000 han sido en España.
De los 57 países evaluados, 30 son los integrantes del conocido "club de los países desarrollados' de la (OCDE), y presentan una calificación media de 500 puntos. Por debajo de esos 500 puntos de media se sitúan países como Estados Unidos (489), España (488), Noruega (487), Italia (475) y, muy por debajo, cerrando la lista de la OCDE, Turquía (424) y México (410).
Si se compara la evolución de las habilidades lectoras de 2006 con las que se habían obtenido en el de 2000 (el primero de los tres informes de PISA, y dedicado en esa ocasión a dicho tema), se observa que el cambio significativo de España, que experimenta el mayor deterioro en lectura de los países de la OCDE, al ocupar en 2006 el vigésimo sexto puesto.
Pero el informe PISA no mide exactamente los conocimientos de los alumnos sino que está orientado a evaluar la capacidad que tienen de aplicar los conocimientos y habilidades que tienen en algunas materias clave y si son capaces de analizar, razonar y comunicar de forma eficaz cuando examinan, interpretan y resuelven los problemas.
De esta forma, y en las tres áreas en las que se divide el examen (Ciencias, Lectura y Matemáticas) la mecánica del ejercicio es muy similar: se propone un texto, un gráfico o una situación y, a partir de ellos, se plantean una serie de preguntas. Uno de los ejemplos que aparecen, del área de ciencias, sobre el comportamiento de un vaso en un autobús, tiene una primera parte que se refiere a por dónde se cae el agua. Pero más adelante, a cuenta de ese mismo autobús, se pregunta por las ventajas ecológicas de los trolebuses frente a los autobuses.



Lo realmente importante es que España sigue estando a la cola de los países desarrollados en Educación. No sólo no hemos mejorado resultados con respecto al último informe (2003), sino que hemos retrocedido de modo preocupante.


Diez comunidades autónomas han intervenido en estas pruebas, apreciándose gran diferencia entre los resultados obtenidos por unas y otras: Castilla y León y La Rioja han sido las mejores en Ciencias (520 puntos); a continuación están Aragón, Navarra, Cantabria, Asturias y Galicia; por debajo, aunque por encima de la media española (488) se sitúan País Vasco y Cataluña, que ha perdido nueve puntos y sólo queda por delante de Andalucía, que es la última de las presentadas.


Los estudiosos del informe coinciden en que en España se observan varias velocidades según la comunidad que elijamos.Castilla y León ocupa el cuarto lugar del mundo en cuanto a menor porcentaje de alumnos con un rendimiento por debajo del mínimo (9%). La Rioja le sigue de cerca, con solo un 10% de alumnos descolgados.

España, en conjunto, deja descolgados al 20% de los alumnos, mientras que en Andalucía los alumnos por debajo del nivel son el 23%. La CA con el sistema más equitativo de España es Castilla y León, con unos niveles de igualdad muy cercanos a los finlandeses; es decir, Castilla y León consigue en la escala de Ciencias buenos resultados, pocos alumnos con retraso de conocimientos y una muy alta equidad. En un segundo grupo, siempre relativo a la equidad, se sitúan Asturias, La Rioja, Cantabria, Aragón, País Vasco, Galicia y Navarra. En un tercer grupo se sitúa ya la media española, acompañada de Cataluña y Andalucía.

España, en general, mantiene los problemas detectados en 2003: demasiados alumnos por debajo del mínimo, abandono escolar temprano y escasa excelencia; sin embargo hay CCAA, como Castilla y León, que en 2003 tenían problemas similares y han logrado superarlos. Otras comunidades, como La Rioja, Aragón o Navarra, también parecen haber encontrado el camino correcto. Lo realmente dramático es que la otra media España, que ya estaba mal, ha empeorado.

Mientras las valoraciones de nuestros polítios es tirarse los trastos a la cabeza, por una parte la secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, dice que la mentalidad de la LOGSE (ley educativa socialista de 1990) es la culpable de los resultados españoles en el informe de evaluación de alumnos PISA 2006, mientras Zapatero lo atribuye al retraso histórico.

Y en rueda de prensa, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha afirmado que los alumnos españoles se desenvuelven 'positivamente' en ciencias, de manera 'aceptable, aunque mejorable' en matemáticas y, tras constatar que la comprensión lectora ha bajado en la OCDE, ha añadido que esto es 'un problema que merece toda la atención'

Se acercan las Elecciones Generales ¿que nos van a prometer Nuestros Políticos, que tengan intención de Cumplir en materia de EDUCACIÓN?

5 comentarios:

Juan dijo...

El nivel de nuestros alumnos de ESO es bajo, pero aún es más baja su motivación. Y no toda la culpa es de alumnos, docentes y padres. ¿Alguien cree razonable que un niño empiece las clases a las ocho de la mañana y termine la sesión matinal a la una y media del mediodía? ¿O que cuando un alumno llegue a ESO tenga un tutor que solo le imparta una materia? ¿Y qué hacemos cuando un adolescente, harto de tanto tedio, no quiere estudiar?. España cuenta con una amplia red de escuelas concertadas en las que los padres pagan sin rechistar y evitan que sus hijos se mezclen con pobres e inmigrantes. Reclamo a quienes se encargan de hacer las reformas que se dignen escuchar a los docentes. ¿O es que no les interesa la escuela pública?

Anonymous dijo...

Yo creo que no todo en la vida y sobre todo en la educacion es valorar una prueba como la de que hablamos PISA, en la que estoy convencida que no se refleja a mi modo de entender si nuestros niños y niñas tienen una buena educacion, los padres no se involucran en la educacion de sus hijos y la prueba la tenemos en las AMPAS en las que a duras penas estamos algunas madres,

Anonymous dijo...

tengo entendido que la inversión pública en Educación sigue por debajo de la media de la OCDE, por tanto tenemos que tener una educacion acorde con los medios que se dedican a ella.

Mª carmen dijo...

Los profesores del sistema público educativo español, de enseñanza primaria y secundaria, son los que más ganan en los primeros años de ejercicio profesional dentro de los países desarrollados de la OCDE, y sólo superan su salario Estados Unidos, Dinamarca, Suiza y Alemania, según se desprende del informe anual de la OCDE "Education at a glance (2004)" en el que compra los sueldos de los profesores entre los 26 países miembros, que son los más desarrollados del mundo.

El salario ha sido calculado en dólares y por paridad de poder adquisitivo, y mientras la media de la OCDE establece un salario de entrada en el profesorado de primaria de 22.910 dólares, España tiene 28.161 dólares, después de Alemania (36.934 dólares), Suiza (34.818), Dinamarca (31.745) y Estados Unidos (29.513). España está por delante de países como Inglaterra (25.403), Francia (22.688), Italia (22.915), Suecia (23.059) y Noruega (26.637), y todos los demás países miembros de la OCDE, Austria, Australia, Bélgioca, Finlandia, Gracia, Japón, etc. Análogamente se verifica en la enseñanza secundaria, donde los primeros salarios que perciben los profesores españoles son más altos.

Julian dijo...

El profesorado es parte del éxito de Finlandia, uno de los mejor situados, esto es lo que he leido en la prensa, entonces que pasa con los profesores españoles, de que se quejan.